Derecho Administrativo

Derecho Administrativo

Como ya dijimos en anteriores artículos, el Derecho Administrativo es una de las ramas del Derecho Público, el cual se encarga del estudio de la organización y las funciones de las instituciones del Estado, concretamente las que están relacionadas con el Poder Ejecutivo. Es decir, la función principal de la Administración es encargarse de que el resto de los servicios públicos funcionan correctamente, así como de proporcionar a la población aquellos servicios que se considera que deben existir dentro de la sociedad del bienestar (educación, sanidad, etc.).

Se puede entender a la Administración Pública de dos formas. La primera de ellas es la formal, que la entiende como un organismo público y abstracto que recibe por parte del pueblo el poder necesario para asegurar la satisfacción de los intereses colectivos. Sin embargo, a menudo cuando se habla de la Administración Pública no se está refiriendo a ella como organismo, sino como al conjunto de actividades que éste lleva a cabo y de los trabajadores que lo hacen posible.

El origen del Derecho Administrativo se encuentra en el Derecho Constitucional, puesto que en un Estado democrático todas las leyes deben estar basadas en él, o como ya dijimos en caso contrario se invalidarían de forma automática debido a que la Constitución es la norma suprema.

 

Como ocurre en muchas de las ramas del Derecho, el Administrativo está dividido a su vez en muchas secciones, entre las cuales se encuentran por ejemplo el Derecho Administrativo Orgánico (encargado de la organización del Estado), el Derecho Urbanístico (el cual regula las normas de planificación urbana, en qué terrenos se puede construir y en cuáles no) o el Derecho Aduanero (que regula los aranceles y las aduanas).

El ámbito de aplicación nos obliga a distinguir entre dos tipos distintos de Derecho Administrativo. Por un lado nos encontramos con la llamada Administración territorial, formada por los ayuntamientos, alcaldías, comunidades… normalmente sus divisiones coinciden con territorios marcados del Estado. En cambio, también puede encontrarse la Administración institucional, la cual no está ligada a ningún territorio en particular pero tiene igualmente una gran importancia a nivel estatal.

Los elementos que posee el Derecho Administrativo para poder llevar a cabo sus funciones son los siguientes:

  • Personas físicas (conocidas como funcionarios).
  • Medios económicos, las fuentes principales de los cuales son los impuestos.
  • Organización administrativa, la cual se encarga de regular los distintos órganos que la componen y qué competencias recaen en cada uno de ellos.
  • Finalidades y objetivos que debe cumplir.

Con la llegada de las nuevas tecnologías las funciones de la Administración Pública han cambiado bastante, puesto que la vía electrónica permite realizar muchas de las gestiones de forma mucho más cómoda y eficaz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>